miércoles, 3 de agosto de 2011

Ñico Saquito y Los guaracheros de Oriente



 Conocí a Antonio Tejerá Reinoso (Vueltas, Las Villas 23 de junio de 1918) mas conocido por Tony Tejera a principio de los años 1940 , cuando el se encontraba dirigiendo una agrupación en hotel Plaza.                                                                      

Unos años después decidimos conformar un trío con el nombre de Canoabo para actuar en el club Esquire situado en Prado entre Neptuno y Virtudes, este trío lo integrábamos Tony Gerardo Pedroso y Senén.

Una noche llegó una jovencita que dijo llamarse Rosario Durcal española, cantante de la compañía Cabalgata, la cual quería que le enseñáramos música cubana, en especial la de Ernesto Lecuona cosa que accedimos y comenzaron los ensayos. Recuerdo que ella consiguió un contrato en la emisora radial R.H.C. Cadena Azul, nos llevaron a la primera actuación y ella siguió acompañada por la orquesta de Leonardo Timor y nosotros volvimos para el club.

Pero para suerte nuestra ese mismo año 1946 llegó a nuestra capital el trompetista puertorriqueño Celso Vega para crear un quinteto de músicos cubanos escogiéndonos a nosotros más al contrabajista Robertico Valdés. Para esa ocasión Pedroso se había marchado del trío e incluimos a Orlando Vallejo.

Comenzamos grabando para la disquera Panart más trasmisiones en la Cadena Azul. Pero Celso resultó un buen director aunque muy indeciso, es así que 6 meses después se marchó para los EE UU.
En esta fecha entra en nuestra vida musical Benito Antonio Fernández Ortiz mas conocido por Ñico Saquito (Santiago de Cuba 1901-1972).

Este popular compositor y guitarrista nos presentó un proyecto muy ambicioso para nosotros que comprendía ensayo de su música, un programa diario de radio en Cadena Azul y grabaciones en la R.C.A.VICTOR, con la condición de insertarnos el nombre de Los Guaracheros de Oriente, no teníamos otra opción, y aceptamos.

Todo resultó como el lo planeó pero como estamos escribiendo sobre los años 1940 todo aquello se esfumó, solo quedaron las grabaciones.

Cuando Benito Antonio contactó con nosotros en la emisora Radio Cadena Azul ya traía un magnifico aval realizado en su natal Santiago de Cuba desarrollado con varias pequeñas agrupaciones.

Es de mencionar que en el año 1935 Ñico Saquito creó su conocida obra Cuidadito Compay Gallo, la cual al ser grabada por el trío Matamoros amplió su popularidad.

Con estas atenuantes en el año 1938 Ñico Saquito marcha a la Habana y conforma un cuarteto con Mozo Borgella, Guillermo Rodríguez Fife y Ramón Márquez, dándole el nombre de “Cuarteto Compay Gallo. El grupo no tuvo mayor éxito y entonces se une al Trío Oriental con la voz principal de Maximiliano Sánchez ( Bimbí) y es con este grupo que graba infinidad de sus obras.

Mas tarde Antonio Fernández se desplaza como asesor de la radio Cadena Azul y Radio Cadena Suabitos indistintamente.

En el año 1950 Saquito se une a los músico Pícalo Santana, guitarra rítmica y voz segunda, Gerardo Macias, guitarra prima y voz de coro, mas Felix Escobar “El Gallego” como voz principal. Con esta formación la cual llamó Los Guaracheros de Oriente viaja a varios países de centro América. En el año 1953 llegan a Venezuela, donde en un tiempo relativamente corto se produce un rompimiento entre ellos y Antonio Fernández se incorpora a los siguientes grupos trío América, Trío La Rosa, y Trío Tico Álvarez..

Conocimos que al famoso guarachero no le fue bien en esos últimos tiempos en ese país., musicalmente hablando, tanto es así, que de Caracas viaja a Maracaibo y en esta ciudad tiene la necesidad de emplearse como mecánico fundidor el oficio que aprendió en el central Santa Ana ubicado en el perímetro de su natal Santiago de Cuba.
Para mas desgracia el famoso músico sufre un fatal accidente producto de este fuerte oficio y se le afecta la vista grandemente.

En el año 1961 Ñico Saquito regresa a su patria donde ha ocurrido cambio importante tantos sociales como políticos y Fernández no era ajeno a estos.. Tan pronto llego comenzó a trabajar en La Bodeguita del Medio

Años más tarde uno de los más fructíferos y talentoso compositores de nuestro país se siente vencido por el implacable tiempo y decide marcharse a su querido terruño oriental para dejar de existir el día 4 de Agosto de 1972.
Benito Antonio Fernández Ortiz nos legó un insuperable álbum musical y aunque es imposible enumerarlos todos mencionaremos algunos.

Adiós compay gato, primer premio del cantante español Péret en un festival Europeo, Jaleo, Cuidadito compay gallo, Que humanidad, Al vaivén de mi carreta, Que bobo es Juan, Camina como Chencha, Maria Cristina me quiere gobernar, Estoy hecho tierra, El empacho de Ramona, Volveré, Cita en Palermo, El berrinche de Maria, El arruyenbere caua, El disgusto del compay El llereye, Compay cotunto, En mi conuco, Silverio Facundo y la luna, Te escribiré con sangre, A la orilla del Cauto, y Plegaria de un desterrado..

La obra de este gran autor, Ñico Saquito se mantiene con vigencia en estos tiempos que corren y muchas agrupaciones la mantienen en su repertorio. Ñico resulta una personalidad de nuestra música cubana., y será recordado e interpretado por infinidad de agrupaciones en todo el universo.



Fuente (Cubarte)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada