lunes, 20 de febrero de 2012

MIS RECUERDOS BAJO LAS ESTRELLAS II Parte



 Senén Suárez Hernández


Después de realizar una reunión urgente, se omitió de los créditos del vestíbulo del cabaret el nombre de Gran Casino y se le adjudicó el de Los Chavales de España, teniendo esta colosal agrupación tres nombres Orquesta Luís Rovira, su creador, Gran Casino, y Los Chavales de España.

Después de su fracasado debut, los jóvenes españoles comenzaron un desenfrenado ensayo que prácticamente no dormían, adquiriendo su verdadero modo de actuar reflejado en sus presentaciones diarias en aquel rústico sitio colmado de árboles por todas partes. 

Su repertorio era excelente y variado para un público que cada vez aumentaba como la espuma, es por ello que conocimos melodías tan agradables  y bien concebidas como:

Que bonita es Barcelona / M. Moreno
Lisboa antigua  / R. Portela
Isla Canarias / J. María Tarridas
El relicario / J. Padilla
Cariño bésame / Rossi
Naciste para mí / Manolo Palos
Monasterio de Santa Clara /  B. Goldier
Las hojas muertas / Prevert Kusma
La vida en rosa / E. Piaff
Abril en Portugal / Ferrao
Te sigo esperando /  Manolo Palos
Los sitios de Zaragoza
Cuba de mi amor  / Manolo Palos
Recuérdame / I. Vasllescu
Danza de los patitos / S. Arevallo
Francisco Alegre / QLQ

La lista de su repertorio aumentó y aquella orquesta va llenando los espectáculos donde se presentan con un éxito rotundo, es justo destacar que tenían mucho antecedente de la memorable orquesta Lecuona Cuban Boys en la forma de sus presentaciones, 

Los jóvenes españoles trabajan dos show, para extasiar las noches del inmenso público que lo aplaudía intensamente, no obstante una noche le pidieron al maestro Grenet que no realizara el tiempo final del espectáculo porque ellos lo realizarían voluntariamente y esto hizo que la orquesta después del segundo show actuara hasta altas  horas de las  madrugadas.



Los Chavales de España acapararon la atención del famoso público que visitaba el cabaret, pero también su remuneración creció como una bola de nieve. Por un período de cortos  años se mantuvo la agrupación creada en Barcelona  con las magnificas voces  de Luís Tamayo (barítono) y Pepe Lara (tenor).

El conjunto de Ernesto Grenet finalizó su contrato en noviembre del 1949 y en enero del 1950. Es por ello que ese año marchamos con un contrato  para Maracaibo para cumplimentar  la  actividad de los carnavales  por un mes y días, dejando atrás un Tropicana con cabaret lleno de público y un formidable litigio entre Martín Fox y sus socios, con el dueño del citado centro nocturno Víctor de Correa D´Costa.

Terminada nuestra actividad en los festejos  de Maracaibo, marchamos en ferry  hacia el poblado de Cabimas atravesando el lago Maracaibo, para amenizar  un baile en el mencionado sitio  petrolero, el cual resultó una bonita experiencia.

De regreso a nuestra patria, el maestro Grenet  me  comunicó que se retiraba de la música y me plantea que yo me quedara dirigiendo la agrupación, pedido al cual yo accedí pues  no tenía otra opción.

Después de realizar algunos ajustes, el 14 de diciembre del mismo año 1950, debutamos en el cabaret Río Club, en las márgenes del río Almendares.

Parte de la dirección del cabaret Tropicana asistió a la apertura de este  nuevo cabaret, y como nosotros seguíamos trabajando del mismo modo y con la misma disciplina que mantuvimos con el maestro Grenet,  llamamos la atención grandemente al dirigente Alberto Ardura, quién me mandó un mensaje para que me incorporara a los bailes del ya famoso Cabaret Tropicana y consultando con mis compañeros, aceptamos la  oferta pues sabíamos que donde estábamos no íbamos a tener éxito.

En febrero del 1951 comenzamos a trabajar en el cabaret Tropicana en su plena efervescencia, el cual estaba dividido en dos uno llamado “Bajo las estrellas” y el otro “Arcos de cristal “,  ambos realizaban el  espectáculo de acuerdo con el estado del tiempo  y   el cabaret no paraba su actividad sin parar ni una sola noche.

Las construcciones marchaban vertiginosamente, dándose el caso curioso que el accionista mayor Martín Fox no permitió que le cercenaran ningún árbol, es así que quedaron dos palmas como dos reinas en el cabaret Bajo las Estrellas y la otra en el centro de la cocina. Alberto Ardura el accionista menor que quedó como responsable  cultural del centro, con tal responsabilidad   contrató al bailarín devenido en coreógrafo Roderico Neira (Rodny) el cual dio rienda suelta a su imaginación  creando maravillosas producciones artísticas

Otras de las magníficas ideas del artífice creador del cabaret mas lujoso y original del mundo Tropicana.  Max Borges (hijo), fue crear una pista circular cubierta de tabloncillos compactos que se levantaba casi un metro de forma automática para situarse a ras con la tarima de los músicos y darle paso al cuerpo de baile y demás miembros del show. Una vez concluido el espectáculo  este  volvía a su estado original para dar paso a los bailables de los visitantes del cabaret., esto fue muy novedoso.

Las ideas de Rodney  florecían como por encanto, sería imposible enumerarlas pero aún recuerdo algunas que no se me han borrado de mi mente como: “Recuerdo del Brasil” donde contrató a la famosa intérprete brasileña Carmen Miranda en sus mejores momentos artísticos, su obra máxima, para mi criterio, Omelenkó, donde reunió a casi todos los valores del género afrocubano de nuestro país como : Celia Cruz, Merceditas Valdés Paulina Álvarez, Trinidad y sus tambores batá con la voz inconfundible de Eugenio de la Rosa, un enorme cuerpo de baile donde aparecía la dinámica Celeste Mendoza, bailarines como Miguelito Cheki,  Henrry Boyer, las  parejas  de bailarines Chiquita y Johnson, Sicardi y Brenda,  Tomas Morales y bellas  modelos para recrear la vista de las multitudes que hicieron un derroche de alegría algo más  de un año en cada producción..

Pero podemos decir que la atracción más espectacular de Tropicana lo fue sin dudas la del intérprete  Nat King Cole, donde el ya famoso cabaret en ese período  cobró la entrada, caso único en nuestra ciudad para un sitio de esa índole.

El genial vocalista americano venía precedido de una popularidad colosal,  de hecho traía más de diez colaboradores y dos baúles colmado de sus indumentarias de trabajo, viajaba con su esposa y una hija. Su tiempo de actuación no tenían  límite.
Así recuerdo aquel cantante quién se acercó a los músicos con una maravillosa y muy generosa  actitud.

Otras de las actuaciones del célebre intérprete afro americano en nuestro país fue la de grabar acompañado por el  maestro Armando Romeu  González y su  banda de músicos cubanos en la disquera  Panart las obras: “El bodeguero” de Richard Egüe, “Acércate más”  de Osvaldo Farrés, y “Tu mi delirio” de Cesar Portillo de la Luz, esta última  a solo de piano y las otras  con letra en Español, por tanto  “Tu mi delirio”   no pudo articular la letra, curiosamente no  hablaba el idioma. Español.      

Otros intérpretes  norteamericanos  de grata recordación  lo fueron  el de Johnny Puleo, and his Harmónica Gung, integrado por cinco miembros ejecutando solamente filarmónica. Llegaron a nuestro país después de actuar en la película “Siempre en mi corazón”,  realizada en Hollywood, original del maestro Ernesto Lecuona.Casado y Betty Reilly, estrella de Hollywood y Broadway.

De la ciudad de México actuaron el Trío Los Tres Ases, el ciego Gil Olvera y su órgano  que daba la impresión que emitía palabras, Los Tex Mex, El músico poeta mexicano Agustín Lara y la intérprete Evangelina Elizondo, La diosa pantera Tongolele, cuarteto Los Rufino, integrado por el  barítono mexicano Carlos Rufino y su compañera la cubana Mercedes Villaverde Azcacarreta (Bebita) y sus hijos Carlito y Julita  Rufino (Yuly).

Una producción de Rodney muy gustada lo fue CARABALI, con los siguientes artistas:
Cuarteto Los Rufino, Leonela González, Raúl Díaz, y el Cuarteto Las D´Áida .

Otros elencos artísticos de valía  de punta y que recordamos fueron:
Rosita Fornés cantante de música internacional, La Vedette de Cuba
La pareja de rumberos Ana Gloria y Rolando
Rolando Espinosa, una personalidad de la Rumba
Zoraida Marrero,  cantante lírica
Xiomara Alfaro, interprete lírica
Libertad Lamarque, quién descargó un son con el conjunto de S. Suárez
América Crespo, cantante lírica
Miguel Ángel  Ortiz, tenor lírico
Miguelito Valdés intérprete de música cubana.
Lucy Fabery, intérprete de canciones
Los Gracia, creado por jóvenes cubanos para interpretar música española
Los Xey, intérpretes de música española
Eva Flores, cancionera 
Los cómicos argentinos  Dik y Biondy (Pepe)
Cuarteto Faxas, dirigido por el pianista Carlos Faxas Valerino
Orquesta Solera de España, interpretes  del cancionero internacional
Orquesta  Xavier Cugat intérpretes de música internacional 
Orquesta Riverside, con su cantante estrella Tito Gómez
Entre otros.

El año 1957 fue un año con poca afluencia de visitantes para el cabaret más lujoso del Mundo, por tal motivo la dirección del mismo contrató a la Banda Gigante del Bárbaro del ritmo Benny Moré para un tercer show que se realizaba  a las dos de la madrugada aproximadamente, tal hecho llenó las expectativa someramente pues la vida nocturna habanera se presentaba tumultuosa.

Nuestra agrupación finalizaba su contrato en este lujoso y mundialmente conocido cabaret a finales del mes de noviembre de ese año 1957, lo cual la recibimos con nostalgia por una parte y por otra tranquilidad porque todas las noches al terminar en el cabaret éramos vulnerables a los registros de la policía donde todo lo que se movía de madrugaba era interceptado. 
Así terminamos en  TROPICANA UN PARAIZO BAJO LAS ESTRELLAS

Bibliografía

Díaz Ayala Cristóbal Fundación Musicalia
Lam Rafael,  Tropicana. Un paraíso bajo las estrellas
Editorial Letras Cubanas, 1997

Agradecimiento 
Manuel Villar Fernández Musicógrafo
Lic. Belinda de la Caridad Suárez Pesi
Lic. Roberto Payeras García.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada