lunes, 12 de marzo de 2012

ANTONIO MACHÍN SEMBRÓ EL BOLERO EN ESPAÑA II PARTE

Por: Senén Suárez Hernández

En el año 1936, Machín abandona New York y se marcha para Londres, capital de Inglaterra, donde actúa en el teatro Adelphya, para más tarde llegar a Paris, capital de Francia, donde la música cubana se tornaba con vigencia. En este país estuvo actuando en distintos centros diurnos y nocturnos.

En un período corto, Antonio Machín  viaja  posteriormente junto a una francesita hasta Estocolmo, Suecia, donde el frío lo hace retroceder para Paris.

En la ciudad más linda del mundo Paris, Machín crea una orquesta con su nombre y graba un grupo de interesantes composiciones, casi todas de origen cubano. Para estas grabaciones alista al legendario compositor y pianista Moisés Simón de gran valía para la orquesta.

Antonio Machín estuvo actuando en Paris hasta el año 1939, marchando de esta ciudad por temor a la guerra que se avecinaba y alrededor de esta fecha llega a Barcelona. Se cuenta que siempre este país lo llevaba muy dentro por el amor a su padre el gallego Lugo,  que lo había criado con mimos y  mucho cariño.

Pero no le fue fácil al músico cubano la vida en una España maltrecha y recién salida de una guerra civil, aunque con todas estas situaciones adversas no minimizó la obsesión de salir con sus sueños ávidos de ser  escuchado y aplaudido. Ante tal situación crea una compañía de artistas que en poco tiempo fracasa.

Posteriormente el impetuoso interprete crea un circo que en aquellos momentos era algo inadecuado, resultando otro fiasco para el cantante.

Pero la  España casi  destruida comienza a reponerse, y con ella el cubano poseedor de una voz bien timbrada, afinada y de una pronunciación como para que la entendiera el más insípido de los pobladores de aquel país que él escogió para vivir el resto de sus días.

Lugo Machín comienza a grabar infinidad de obras como: “Toda una vida” de Osvaldo Farrés, “Amar y vivir” de Consuelo Velásquez, “No vuelvo contigo” de Mario Fernández Porta, “Angelitos Negros” música  original del azteca Manuel Álvarez  y los versos del venezolano Andrés Eloy Blanco. Estas obras elevan los valores musicales de Machín al punto que él no esperaba.

Machín en su andar y venir se detiene en Sevilla para actuar con su orquesta y sin proponérselo conoce a una bella joven llamada María de los Ángeles Rodríguez con quien contrae matrimonio, posteriormente continúa actuando en salas de aquella comarca.




Las cosas van mejorando para el cantor a partir de 1949, y comienzan las revistas musicales  bien montadas pues ya el conocía la idiosincrasia española, montando las revistas Ébano y marfilMelodías de color, Cancionero cubano etc.
Según se comenzaba a restablecer la economía en la republica española, el pueblo recibía con agrado y satisfacción los proyectos que les presentaba el ingenioso músico cubano Antonio Machín. Él no se daba tregua en grabar obras nuevas y actuar incansablemente, porque eso era su vida, su sueño y su anhelo.

Machín recibía constantemente composiciones que le mandaban los autores desde su primera patria, Cuba, porque la segunda sin duda era España que lo acogió como a un hijo. Recibió composiciones de Juan Arrondo, José Dolores Quiñones, Francisco Escorcia, Luís Marquetti, Isolina Carrillo, etc, etc, todas de éxito.

En el año 1964 el impetuoso artista monta el espectáculo Bodas de plata, porque ese  año celebra Lugo Machín sus 25 años de actuación en el país que le abrió sus puertas en los momentos más difícil de su vida de artista. Antonio Machín tuvo la gloria de cantarle a tres generaciones de españoles siendo bien recibido por todas ellas y donde en ningún momento tuvo decadencias para aquel generoso pueblo.

Al intérprete Antonio Abad Lugo Machín lo acompañaron de por vida, las siguientes agrupaciones: Orq. Antobal, Orq. Don Aspiazu, Orq. J. Escarpenter, Orq. Félix González, Orq. Pasapoga, Orq. Eliseo Grenet, Orq Antonio María Romeu, Orq. Moisés Simons, Orq.Armando Valdespí,  Orq. Antillana, Orq. Julio Galindo,. Orq. Nicasio Tejado, Orq. P. Portela, Orq..Mandarino,.Orq. Miura de Sobre, orq. Gran Casino, Conj. Antonio Machín, Trío Guadalajara.

La vida del famoso intérprete en España, se puede afirmar, fue acogida con beneplácito en la madre Patria, allí se convirtió en un mito, marcando la moda musical con sus maracas, su estilo y su voz incomparablemente melódica. Llegaron a llamarlo su majestad el bolero, también se decía que cantaba con el corazón en los labios.

En su largo bregar por todo el territorio español, Antonio Machín llega a Alcalá de Güadaira, Sevilla, “sitio donde vivía su familia”, el  4 de junio de 1977.  Salió  muy agotado de escena y no pudo regresar, fue su última actuación. 

Falleció en Madrid el 4 de agosto de 1977 y sus restos fueron llevados a Sevilla y velado  en su casa de la calle General Mola.  El cantante que contaba con 74 años de edad es  exhumado en el Cementerio de San Fernando de Sevilla, donde sus compatriotas y familiares le recuerdan cada año rociando su tumba con ron cubano y cantando algunos de sus boleros más escuchados.

Hay en un sitio importante de Sevilla una escultura del famoso y querido Antonio Machín.   
Otra relación de su discografía en España.

Toda una vida / b,  Osvaldo Farrés
Quizás quizás quizás /b, Osvaldo Farrés
Ay de mi / b, Armando Valdespí
Básame mucho / b, Consuelo Velásquez
Dos gardenias / b, Isolina Carrillo
Corazón Loco / b, Richard Dembere
Vendaval sin rumbo / b, José Dolores Quiñones
Madrecita / b, Osvaldo Farrés
Angelitos Negros / b, música del azteca Manuel Álvarez-Versos del venezolano  Andrés Eloy Blanco
Aquellos ojos verdes / b, Nilo Menéndez 
Los aretes de la luna / b, José Dolores Quiñones
Como fue / b, Ernesto Duarte Brito
Deuda /b, Luís Marquetti.
Piel canela /b-m,  Bobby Capó
Quien si no tu / b, Hnos. Garcías Segura
Hola que tal / b, D. U.
Y mucho más / b, M. Bonet
El pedacito / b, Osvaldo Farrés
Como duele una traición / b, Bobby Capó
Ruega por nosotros / b, Rub Fuentes
No puedo vivir corazón / b,C. Vega
Don perlas / b, 
Que no se confíe / b, Bobby Capó
Piensa bien lo que me dices / b, Osvaldo Farrés
Tu verás / b, Osvaldo Farrés
No puede ser verdad / b, A. Alguero
El manicero / pregón,  Moisés Simons
Con los brazos abiertos  / b, Hnos. Garcías Segura
Envidia / b, Hnos. Garcías Segura
Esperanza  / b, Ramón Cabrara
Isabel  / b, Antonio Machín
El bardo / b, Bobby Capó
Mira que eres linda /b, Julio Brito
Tu vida y mi vida /b, Navarro Regis.
                

ANTONIO MACHÍN
VUELVEN LAS MARACAS
Por Germán Castañeda.

“Angelitos negros” se convierte en lo más Fashion gracias  a un homenaje multimedia que el cine, la música y el mundo editorial dedican al intérprete de bolero más romántico de la historia.

Cristina del Valle <<Es un homenaje feminista>>
Lo Piratas >>Los boleros le gustan a todo el mundo>>
Caco Seranre>>Su repertorio ha sido la referencia de la música
Centroamericana durante muchos años.

 “Veinticinco años después de su muerte Antonio Machín (Cuba 1903- España 1977) esta más de moda que nunca. Aunque, quizás, jamás haya dejado de estarlo, Bésame mucho, Dos gardenias, o Angelitos negros forman parte de los recuerdos de multitud de generaciones; clásicos que junto a medio millar de temas, han mantenido siempre vivo el espirito del hombre que interpretó los boleros más elegantemente romántico de la historia de la música. Ahora a las puertas del centenario de su nacimiento, familiares, amigos y seguidores se unen al productor Harold  Sánchez  y a la directora Nuria Vallazán en un ambicioso proyecto. El próximo año editaran una película, un disco y un libro en homenaje al prolífico artista”…

Antonio Abad Jugo Machín será un recuerdo perenne para los cubanos que conocemos su historia tan provechosa para el acervo de nuestra cultura musical. 
BIBLIOGRAFÍA

Díaz Ayala Cristóbal. Musicólogo e investigador
Fundación Musicalia.  Puerto Rico

AGRADECIMIENTO
Manuel Villar Fernández Musicógrafo e Investigador
Lic. José Galiño  Musicógrafo e Investigador
Germán Castañeda, Comentarista.
Lic. Belinda de la Caridad Suárez Pesi
Lic. Roberto Payeras Garcías

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada